LA AUTOESTIMA DE LOS JÓVENES HA BAJADO POR LA INCESANTE INFORMACIÓN PUBLICITARIA EN LOS MEDIOS SOCIALES

5 noviembre, 2019

Un trabajo de la Universidad de Córdoba ha estudiado cómo afecta las redes sociales en la imagen corporal de los jóvenes y, en consecuencia, su relación con los trastornos alimentarios.

La publicidad de las redes sociales generan en impacto grande en la las proyecciones de las imágenes de los jóvenes. Los inputs de información que reciben al día los jóvenes en las redes sociales son elevadísimo. Se ha explorado la frecuencia de videos publicitarios publicados en redes sociales como Twitter, Instagram, YouTube o Facebook y su repercusión en sus  vida diarias.

A nivel cualitativo destacan el marcado estereotipo de belleza que se promueve, especialmente en las mujeres.  Se han realizado encuestas sobre la autopercepción de la imagen corporal dirigidas a una muestra del alumnado de la Universidad de Córdoba con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años, que evaluaron la influencia de las redes sociales.

Además, se asume una conexión entre la baja autoestima con los desórdenes alimentarios que se derivan de querer cambiar la imagen mediante hábitos poco saludables, se consultó a un grupo de profesionales de la salud y la enfermería sobre la actualidad de esos desórdenes. Este grupo advirtió el aumento de estos trastornos de la alimentación y la gran influencia de las redes sociales en estos trastornos. Evaluaron la publicidad como un factor de riesgo con un valor de 4.60 puntos sobre una escala de 5.

Con estos datos, el resultado es que la población joven tiene mucha más influencia sobre la publicidad de las redes sociales en conceptos de autoimagen y la disminución de la autoestima, aumentando la  frecuencia de conexión y el tiempo de exposición a las mismas. Esta correlación se produce principalmente en las mujeres.

Muchas de las mujeres encuestadas consideraban que la imagen femenina mostrada por la publicidad es extremadamente estereotipada e inclinada hacia una delgadez extrema. Sin embargo, a la hora de señalar cuál era su imagen deseada, su respuesta se acercaba bastante a esa imagen prototípica. Respecto a los hombres, se observó que también buscaban asemejarse más al cuerpo musculoso que se visualizaba en la publicidad, aunque su preocupación por llegar a parecerse a ese estereotipo no era tan significativa. Una peor autoestima previa de las mujeres parece ser la causa de estas diferencias entre géneros.

A la vista de los resultados, parece imprescindible el diseño y promoción de programas educativos que fomenten una relación más saludable con la alimentación y que refuercen la autoestima (especialmente en las mujeres), así como el control de los estereotipos de belleza que se muestran en la publicidad; todo ello con el objetivo de que las personas más jóvenes puedan disfrutar de las ventajas de las redes sociales sin que estas se conviertan en un factor de riesgo.

Fuente: Sciencedirect

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0736585317304331

En nuestro Gabinete de Psicología Aplicada Iluro se trabaja con jóvenes que a consecuencia de éstos hábitos y conductas basadas en el mal manejo de la información han perdido su autoestima. Consulta con nuestros psicólogos en Mataró para poder averiguar las causas de estas conductas y eliminar de raíz estos problemas y desarrollar hábitos más saludables.

Tambien estarías interesado en …

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete a nuestra Newsletter

Ingresa en nuestras listas de correo para recibir noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te inscribistes satisfactoriamente!